Buscar en el blog

Consejos para cuidar tu corazón

Publicado : 06/05/2019 13:14:01
Categorías : Consejos

Consejos para cuidar tu corazón

El primer paso para cuidar tu corazón es prevenir los factores de riesgo cardiovascular. Es decir, aquellas características biológicas y hábitos de vida que aumentan las probabilidades de que aparezca una enfermedad cardiovascular.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad indica los factores de riesgo que se deben controlar para prevenir las enfermedades cardiovasculares:

Sobrepeso y obesidad: incide negativamente sobre la hipertensión, el colesterol y la diabetes.

Sedentarismo: el ejercicio quema calorías y ayuda a controlar los niveles de colesterol y diabetes, y disminuye la tensión arterial

Tabaco: se estima que el 29% de las muertes por enfermedades del corazón son debidas al tabaquismo.

Hipertensión: teniendo la tensión controlada se podrían prevenir el 20% de las muertes por enfermedad coronaria y el 24% de las cerebrovasculares.

Colesterol: mantener a raya el “colesterol malo” puede reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Diabetes: las enfermedades cardiovasculares son la principal complicación de la diabetes y son responsables de más del 50% de las muertes de los pacientes diabéticos.

Consejos para mantener tu corazón sano

Si tienes un estilo de vida sedentario, dieta rica en sodio y eres fumador, realiza un chequeo a tu presión arterial, ya que la hipertensión es una enfermedad silenciosa, pero de consecuencias invalidantes, causando problemas al corazón y riñones.

Los cardiólogos recomiendan tomar las siguientes medidas como permanentes para cuidar la salud cardíaca:

  • Realizar actividad física, al menos media hora tres veces a la semana para fortalecer el corazón, bajar de peso y controlar la presión arterial.
  • No fumar, ya que este hábito puede causar daño en los vasos sanguíneos y aumenta el riesgo de tener presión arterial alta.
  • Controlar el estrés, dado que aprender a lidiar con los problemas y la presión mejora la salud emocional y física.
  • Reducir la ingesta de alcohol y consumo de café, a máximo 3 tazas diarias.
  • Consumir alimentos ricos en potasio como legumbres, frutas y verduras y aquellos que tengan ácidos grasos poli-insaturados, sobre todo con Omega 3.

Si sufres un determinado factor de riesgo no significa que vayas a desarrollar una enfermedad cardiovascular pero su ausencia tampoco garantiza estar protegido frente a ellas.

Presentar varios factores de riesgo a la vez aumenta el riesgo cardiovascular, ya que unos se potencian con la presencia de otros.

Share