Zumos

Zumos

Filtros clear

Filtrar por

Marcas
más... menos
Precio
Rango: 1 - 2

Hay 7 productos.

Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)

Zumos para bebés

Una de las principales preocupaciones de los padres es que los más pequeños tengan una dieta equilibrada. Y ahí es donde las piezas de frutas son clave. Una dieta de bebé que incluya frutas, tendrá más fibra, vitaminas y nutrientes muy importantes para su crecimiento y un buen funcionamiento del sistema digestivo. Los mejores zumos para bebés llevan un control muy estricto en cuanto a ingredientes y proceso de elaboracion; te dejamos nuestro catálogo y algunos consejos para que elijas el mejor zumo posible.

Zumo de frutas para bebés

Los jugos de frutas son la mejor manera para que los bebés lleven una dieta equilibrada. Dado que muchas frutas son alimentos sólidos (o tienen elementos peligrosos como la pulpa o las semillas) no es aconsejable darle los trozos hasta por los menos los 8 o 12 meses. Por eso, los zumos nos permiten disfrutar de todo el potencial de la fruta sin miedo a que nuestro pequeño se atragante o tenga problemas a la hora de masticar.

Beneficios para nuestro bebé de tomar zumo de frutas

La principal ventaja de los zumos frentes a las leches (materna o de fórmula) es su aportación de fibra natural. Lo que evitará el estreñimiento en bebés, reducirá la absorción de azúcares y dará sensación de saciedad; por lo que es una fuente bastante completa de beneficios. Además, por la propia composición de las frutas, son una fuente muy rica en vitaminas y minerales de forma superior en algunos casos a las leches de fórmula o la materna; así que para una dieta equilibrada su presencia es muy importante. Eso sí, siempre de forma complementaria al resto de alimentos semi sólidos.

Otra de sus principales ventajas es que al encontrarse en formato líquido, son un complemento muy fácil de tomar por nuestro bebé. De esa forma, si bien podemos darle potitos o papillas como parte de su alimentación complementaria; podremos hacer lo mismo con el zumo. De esa forma, con pequeñas dosis, podremos hacer mucho más completa y variada la alimentación de nuestro bebé y centrar los potitos en verduras o cereales, por ejemplo.

Guía de zumos para bebé por edades

Siempre deberemos seguir el consejo de nuestro pediatra a la hora de saber que tipo y cuanta cantidad de zumo es aconsejable para nuestro bebé. Dado que lo que se venden son cantidades promedio, son adecuadas para la mayor parte de niños. Pero siempre deberemos consultar a médicos especialistas antes de introducir cualquier alimento nuevo en la dieta de los más pequeños.

Zumos bebés 6 meses

Antes de los seis meses un bebé nunca debería tomar zumo. Si bien algunas leches especiales y potitos o papillas pueden ser consumidos después de los 4 meses de vida, los zumos no pueden ser metabolizados adecuadamente. Hasta ese momento el bebé solo debería alimentarse de leches materna o de fórmula, y sólo bajo indicación del pediatra, con alimentos semisólidos.

A partir de los 6 meses, una vez que se puede comenzar la alimentación complementaria, nuestro bebé puede ser iniciado en los zumos. Deberemos vigilar muy bien su composición, ya que aunque sólo incorporan azúcares naturales, nuestro pequeño aún tiene una necesidad de calorías reducidas. Los que tengan un menor volumen de azúcares serán los más indicados, en cuanto a la dosis; es aconsejable partirla y que nuestro bebé la beba en diferentes momentos. Un truco es mezclar los potitos con el zumo, para generar una mezcla más líquida que combine ambos alimentos. Aunque en ese caso tendremos que tener cuidado con las combinaciones de sabor, que pueden provocar rechazo en nuestro bebé.

Zumos bebés 8 meses

A partir de los ochos meses y hasta el año de vida, nuestro bebé ya puede consumir sin ningún problema la mayor parte de los zumos del mercado. Tanto a nivel de azúcares como de dosis. También podrá tomarlos concentrados en momentos concretos, en vez de en largos períodos de toma. Podemos usar los zumos para licuar alguno de los potitos más densos si nuestro bebé tiene problemas a la hora de tragarlos.

Zumos bebes 12 meses

A partir del año de vida los zumos pueden ser ya parte de la dieta diaria. Es recomendable pasar de zumos para bebés a zumos infantiles y para niños. De todas formas, pueden seguirlos consumiendo sin problemas. Dado que ahora ya pueden ser iniciados poco a poco en la alimentación sólida, también pueden empezar con los zumos naturales de diferentes piezas de fruta. Al modificar sus hábitos alimenticios, es probable que los zumos queden relegados a un segundo plazo, como complemento en las meriendas, por ejemplo. Es algo normal, los zumos perderán su importancia frente a otros alimentos, como la fruta sólida.

¿Es aconsejable darle zumo a mi bebé?

Algunos padres suelen tener dudas sobre si el zumo es lo mejor para el bebé. Lo primero que debe quedar claro, es que nunca podrán sustituir a la leche. Ya sea materna o de fórmula. No sólo en sus primeros meses, una vez que comience la alimentación semisólida complementaria los zumos siempre serán complementos. Sobre los propios zumos, al provenir de frutas (y algunos de verduras) son una forma muy fácil para los padres a la hora de aportar vitaminas y nutrientes al bebé. En general, dado que son un complemento y los potitos ya llevan frutas y verduras de base; no es tan necesario como otros alimentos. Pero puede ser un recurso fácil y sencillo para equilibrar la dieta de los peques de la casa.

¿Fruta fresca natural o zumo?

La fruta fresca (bien troceada y limpia) siempre va a ser mejor que los zumos. Ya sea para bebés, niños o adultos. Conservarán mejor las vitaminas, aportarán mayores niveles de fibra y, aunque el procesado de zumos es muy estricto, siempre serán más naturales. Sin embargo, como con el resto de alimentos, con un solo tipo de fruta no basta; hace falta variedad. Los zumos permiten juntar diferentes frutas que, por su efecto saciante al estar en la pieza, impiden que sean consumidas a la vez o en un corto espacio de tiempo. Además, los bebés tienen sus propios gustos y pueden no querer comer fruta o un tipo especial dentro de ellas. Los zumos son una manera muy efectiva en esos casos y, aunque nuestro bebé tiene que aprender a comer de todo, mientras tanto deben seguir con la variedad en la dieta. Y, claro, cuando hablamos de frutas, siempre nos referimos a la fruta fresca natural.

Zumos infantiles y zumos para niños

Una vez superado el año de vida nuestro pequeño entra en una fase de crecimiento acelerado, ahora ya camina, corre y se divierte. Por lo que necesita un mayor aporte de nutrientes y vitaminas. Los zumos para bebés están pensados para tener una cantidad óptima de ambos, pero adaptados a ellos. Existen fórmulas de zumos infantiles y zumos para niños especialmente indicada hasta los 6 años de vida. Y siempre como complemento a una alimentación completa y equilibrada.

Zumos para niños de 6 años en adelante

Una vez que nuestro hijo supera los 6 años, ya puede tomar (salvo alergia) todos las combinaciones de frutas en forma de zumo. Por eso, podemos comenzar a hacerle zumos caseros con fruta fresca. En estos zumos para niños debemos seguir el mismo principio de variedad. Una buen truco para asegurarnos que estamos siguiendo combinaciones efectivas es recurrir a las mismas que en los zumos para bebé, así los zumos infantiles tendrán la misma presencia de frutas solo que con los beneficios del zumo fresco de frutas naturales.