Colonias

Colonias

Filtros clear

Filtrar por

Marcas
más... menos
Precio
Rango: 6 - 17

Hay 14 productos.

Mostrando 1-12 de 14 artículo(s)

Colonia para bebes

Los bebes no tienen un sentido del olfato desarrollado, capacidad que de desarrolla a partir del año de vida. Sin embargo, pueden percibir los aromas más próximos, como el suyo propio. La colonia para bebés permite crear aromas agradables, que les relajen y les permita asociar las colonias con experiencias agradables, como una reunión familiar. Te dejamos nuestras colonias especialmente seleccionadas para bebes, junto con consejos de compra sobre cómo elegir la mejor colonia.

¿Colonia de bebe sin alcohol o con alcohol?

Sin alcohol. No hay otra alternativa. El alcohol es el principal ingrediente de las colonias de adulto, su bajo punto de evaporación hacen que sea cómodo y que la fragancia se vaya liberando poco a poco. En el caso del bebé eso no es posible. Su piel es demasiado sensible como para poder soportar una aplicación directa de una colonia con alcohol e incluso si la aplicas en tus manos y luego se la extiendes, puedes provocar eczemas, rojez e incomodidad a tu bebé. Hasta que no supera los tres o cuatro años de vida, no podrá usar cremas basadas en alcohol e incluso entonces no es recomendable hasta que no crezca más.

Cómo afecta la colonia al PH de la piel del bebé

El alcohol de la colonia afecta al PH de la piel. Causa dos efectos principales: sequedad e irritación. El alcohol reseca la piel porque favorece que se evapore las capas de líquidos superficiales, lo que provoca sensibilidad extrema a los roces de la ropa, factores ambientales e incomodidad general. La alteración del PH que provoca, hace que se vuelva ácida, provocándoles fuertes picores que, si pueden rascarse, acaban en heridas. Por eso debemos evitar siempre que podamos las colonias con alcohol. E incluso la aplicación directa de las colonias del alcohol en la piel, para evitar posibles acciones alérgica y adversas.

Colonia hipoalergénica. Aromas y componentes prohibidos

Incluso aunque el bebé no haya presentado alergias o piel sensible/reactiva, es muy posible que presente alergias puntuales a determinados componentes. Esto sucede porque su piel rechazará ingredientes y principios activos de las colonias por aún no encontrarse preparada; puede ser que esa alergia acabe evolucionando a una permanente, pero en la mayoría de los casos desaparecerá con el tiempo. Por eso es recomendable utilizar siempre ingredientes hipoalergénicos, para reducir al máximo las posibilidades de reacción.

La UE establece 26 componentes no recomendados, encontrándose libre nuestras colonias de ellos. Te dejamos la lista de componentes por si realizas la compra en otro lugar, para que puedas consultarla, todos nuestras colonias para bebés se encuentran libres de ellos pero aún así puedes usar la lista para comprobarlo: cinamal amílico, alcohol bencílico, alcohol cinamílico, alcohol amilcinamílico, alcohol 4, citral, eugeno, hidroxicitronelal, isoeugenol, salicilato bencílico, cinamal, cumarina, geraniol, hidroximetil, pentil­ciclohex, enocarbal­dehído, metoxibencílico, cinamato bencílico, farnesol propionaldehído, linalol, benzoato de bencilo, citronelol, a-hexilcinamaldehído, d-limoneno, heptino carbonato de metil, evernia prunastri y furfuracea.

Cómo aplicar colonia al bebe

La aplicación directa nunca es recomendable, incluso si es una colonia hipoalergénica, como suelen serlo todas. Su piel se podría resentir por sobre exposición. La mejor forma es usar una aplicación indirecta. Extiende su colonia por tus manos y extiéndela con un masaje suave por su piel, tus propias manos absorberán parte de la colonia eliminando el excedente y la aplicación será mucho más dispersa, evitando que una zona reciba un exceso de colonia. Otra forma es usarlo en accesorios de higiene, como toallitas o cepillos. De esa manera podrás perfumar su piel por el contacto de las toallitas o mientras le cepillas el pelo; reduciendo todavía más la exposición y las posibles reacciones alérgicas.

Alternativas a las colonias

La aplicación de colonias hecha de forma correcta no daña la piel del bebé y puede ser una buena forma de acostumbrarle a cuando crezca y el uso de colonias sea más común y extendido. Pero si por preferencias personales no te convencen las colonias existen maneras alternativas. La principal sería el uso de productos sustitutivos como aceite, cremas o usar técnicas alternativas como el perfume de la ropa.

Aceites y cremas

Los aceites y cremas tienen un efecto muy relajante cuando son aplicadas sobre el cuerpo del bebé, hidratan la piel y le dan una sensación de frescor. Existen tanto aceites perfumados como cremas perfumadas, que les darán un ligero aroma. Aunque normalmente suelen estar más enfocados al masaje y la relajación, pueden suplir parcialmente a las colonias. Aunque su fragancia es más débil y durará menos. Es importante señalar que también deberás controlar la composición de las cremas y aceites, para asegurarte que no contienen ningún componente que pueda provocarles una reacción alérgica.

Perfuma la ropa del bebe

Otra forma de evitar la aplicación directa de colonia es perfumar la ropa, de esa forma la transferencia de productos se reduce. Existen perfumes especiales para ropa de bebé, ligeramente más potentes que las colonias, junto con jabones y detergentes especiales para recien nacido. El problema de los perfumes de ropa, o la aplicación de una colonia estándar a ellos, es que tenemos que asegurarnos que el producto no se acumula ya que sería lo mismo que un contacto directo y contínuo con el producto. En el caso de los detergentes, su fragancia puede ser demasiado débil como para que se mantenga durante la jornada.