Discos Absorbentes

Discos Absorbentes

Filtros clear

Filtrar por

Marcas
más... menos
Precio
Rango: 4 - 13

Hay 22 productos.

Mostrando 1-12 de 22 artículo(s)

Discos de lactancia para madres

Cuando una madre comienza la lactancia de su bebé es habitual que los conductos del pezón no queden del todo sellados y que se generen micropérdidas. Aunque no es nada alarmante, la acumulación progresiva de leche puede acabar manchando la ropa e irritando la zona del pezón. Es algo totalmente natural y para lo que ya existe solución: los discos de lactancia maternos.

¿Ayudan a proteger la ropa? Evita las manchas de leche

Las acumulaciones de leche que evitan los esfínteres de los pezones pueden acabar manchando la ropa, sobre todo prendas finas como blusas o camisas. Tras amamantar de forma continua a los bebés y debido a las cantidades de leche que puede quedar almacenada, se producen pérdidas que se acumulan en el sujetador y que puede manchar la ropa. Esto se produce por la dilatación progresiva de los conductos mamarios, junto con la acción de succión del bebé sobre el pezón y sus esfínteres. Esa es la razón de la acumulación de leche.

Los discos de lactancia permiten ir absorbiendo esas pequeñas cantidades de leche para evitar que empapen. Funcionan como filtros absorbentes tanto durante el día como por la noche, aunque es necesario colocarlos dentro del sujetador para poder mantenerlo. Es una forma barata, eficaz y segura de evitar manchas de leche que dependiendo de la prenda son muy difíciles de eliminar completamente.

No más pezones irritados

El pezón irritado es también un efecto secundario de estas pérdidas de leche, aunque es poco habitual. Las pequeñas pérdidas que se acumulan empapan la parte interna del sujetador y por el continuo rozamiento puede provocar pequeñas llagas en los pezones. También es habitual que en caso de existir previamente esas llagas, en ellas las pequeñas cantidades de leche pueden provocar irritaciones e incomodidad

Discos de lactancia lavables vs desechables

Suele ser aconsejable en las primeras semanas después del parto usar desechables, por propia comodidad de los padres ya que hay preocupaciones más importantes. Aparte, el flujo de leche perdida puede ser peor estos primeros días por lo que es mejor usar desechables por pura practicidad. Una vez superado el primer mes, lo mejor es cambiarse a las lavables; ya que ahorraremos dinero y podremos llevarlas a viajes largos sin ocupar demasiado espacio. Además, para lavarlas es muy fácil y solo hay que seguir el mismo protocolo que para la ropa de nuestro bebé.

El mejor disco de lactancia

El mejor disco será el que se adapte de la forma más natural posible al seno materno, por lo que será clave conocer nuestra copa de sujetador. Fuera de eso, que es obvio; te dejamos algunos consejos más concretos para que hagas la elección perfecta.

Disco fino

Siempre elige un disco fino, aunque pueda ser contra intuitivo porque lo que quieras es que absorba lo máximo posible; los discos se expanden una vez comienzan a absorber las fugas de leche así conforme aumente esa cantidad será cada vez más incómodo. Si elegimos un protector ancho puede provocarnos incomodidad sobre todo si vamos a estar todo el día con ellos. Los discos finos admiten una cantidad más limitada de leche, pero en la inmensa mayoría de los casos será más que suficiente con ellos.

Disco redondo o en lágrima

La forma del disco es importante. Lo mejor es escoger uno en forma de lágrima, así cubriremos por completo el pezón y su areola sin tener que preocuparnos del extra de material que habría en uno completamente redondo. Sobre todo tenemos que evitar los que son de formas menos convencionales, que aunque pueden ser mejores para la sujeción al final nos acabarán estorbando. Si elegimos de forma adecuada el tamaño de copa, no tendremos que preocuparnos ya que el sujetador mantendrá seguro el disco absorbente.

Fácil de transportar

Si apuestas por discos lavables, cosa que te recomendamos, tienes que encontrar una forma cómoda de transportarlos. En un pequeño neceser o en una bolsa. No necesitan mucho más cuidados que la ropa normal, por lo que no tendrás que preocuparte de forma extra. Solo recuerda que cada disco solo puede ser usado un día y que al elegir discos finos será mucho más fácil el transporte.